lunes, 24 de octubre de 2011

HORROR SUPREMO.

Sabéis que suelo hablar más de tebeos que me molan, por aquello de ser constructivo, reflexionar y tal. Hoy no. Hoy se pasea por aquí un tebeo que odio con toda mi alma: el  'Supreme' de Alan Moore.

La historia, para el que no la sepa. Supreme es un personaje de estos fardones, hijo de los noventa y de Rob Liefeld. Una cosa de músculos, con una capa. Tampoco me preguntéis mucho más. Pero, ay, por una movida de estas raras que pasan en los tebeos, Liefeld llamó a Alan Moore para que trabajara en la serie. Moore puso una condición, tabula rasa y que le dejaran a lo suyo. Dicho y hecho. 

Y lo que vino luego, en fin, lo que vino luego fue el horror del que quiero hablaros. ¡Menudo cabreo! Mirad, Moore convierte al bueno de Supreme en un trasunto del Superman de los cincuenta y primeros sesenta, un homenaje metaficcional a Superboy, la Legión, Krypto, Supergirl, la Liga de la Justicia y si me apuras, hasta a Julie Schwartz. En definitiva, a todas esas cosas que suenan a chino al lector-no-fan-loco. 
Y aquí es donde quería llegar. Ya está bien, amigos. Lo que no se puede no se puede. No, Supreme no es Superman. ¿Dónde está la gracia? ¿Es una parodia? ¿Un homenaje? ¿Por qué? ¿Cuántas veces quieres contar la historia definitiva de Superman, Alan Moore?

Aburrido, pretencioso e indescifrable para el profano. Los tres pecados mortales que convierten en veneno a cualquier tebeo de superhéroes. ¿Qué pretendía Moore? ¿A qué lector se quería dirigir? ¿Cuánto tardó el lector de Superman en enterarse de que estaban 'homenajeando' a su personaje favorito dos calle más para allá? ¿Se puede escribir Superman sin Superman? ¡Claro que no! 

Tenía que desahogarme, nenes. Concedédmelo por esta vez. Ahora me gustaría escucharos a vosotros... ¿le tenéis tirria a algún tebeo en particular?


4 comentarios:

Octavio B. (señor punch) dijo...

Para mí la cosa es mucho ma´s corta: me aburrí un huevo, lo comencé con ganas, es el barbas haciendo meta-pijamas y yo leí mucho pijama de crío (y no tan crío)pero...poca chispa, mucho juego de espejos y poca alma, sangre, o grasa. Lo que sea. esto me pareció supermetacrilato, y no pude acabar el 2º capítulo (del primer recopilator de Mondadori) y ahí está luciendo palmito el alguna estantería. QUé diferente, por dios, a Miracleman.
Por no hablar del dibujo, que no me apetece...

Gabriel dijo...

El cómic será una caca, pero ese culito ahí dibujado en pompa justifica la saga entera (pa'mí, ojo!)

gon dijo...

"Ronin" de Frank Miller me parece bastante coñazo.

Y "El Incal" de Moebius/Jodorowsky se me cayó de las manos por la mitad.

Gastmans dijo...

Deacuerdo con "El Incal", aunque tiene cosas chulas, pero como obra completa es un tocho; tirria le tengo a "Watchmen", y sé que no debería, ya que Alan Moore ha hecho cosas que me molan, pero nunca he soportado el género superhéroes (la "Patrulla X" me hizo aborrecerlos), la peli me interesaba verla y cada vez que voy a una tienda quiero comprarlo, ya que sé que es una obra fundamental, pero lo hojeo y me da pereza ver el tocho filosófico-metafórico que me voy a zampar.
Algun día cae, eso seguro, pero por ahora...