jueves, 10 de enero de 2013

BUKHAMA

A lo tonto, estoy hablando de mis tebeos favoritos del año pasado y si te pones pues sacas una lista. Mira que odio las listas. Pues toma, otro título más. 

En el Peor de los Tiempos, los tebeos, refugiados en sus parques infantiles, silban despistados cuando arden las calles. La política es para los adultos. 

Marcos Prior es un adulto, hace tebeos, y no mira para otro lado. 'El año de los 4 emperadores' es una obra de arte política, afilada e incisiva. Un vistazo a nuestro mundo en llamas atrapado en un laberinto feudal dospuntocerista patrocinado por CocaCola. Los cuatro emperadores que se sucedieron en Roma en un año convulso, ruinoso y sangriento, se convierten en un eco del pasado que reverbera, fantasmal, en los muros del edificio de la ONU, hipotecado en yuanes. Un símbolo viejo para un mundo nuevo, conformado por megacorporaciones edificadas sobre cimientos que aún arden, abrasándonos a todos.

Todo ello dibujado en un tebeo con alma, formato y anaranjada textura pulp, envuelto en un estupendo diseño de portada de Gabi Corbera (dios, crianza, juntera), que no esconde a Jan ni a Miller. Un artefacto multiforme lleno de ruido y de furia, de dulce esperanza con perfume de películas de quinquis y amarga resignación al borde de un ERE. Un anuario de la autodestrucción salpicado de sonrisas congeladas en atroces monitores que proyectan sin tregua la MTV. 
Justo el tebeo que necesitábamos. A ver quién silba ahora.