lunes, 22 de abril de 2013

ALTER IDEM

Pep Brocal presenta 'Alter y Walter o la verdad invisible...' con una cita de Alfred Kubin, lo que tiene tdoo el sentido del mundo. Kubin, escritor y dibujantón expresionista, onírico y vacilón, indagó en su obra 'La otra parte' sobre el misterio de uno mismo, lo de estar vivo, ya sabéis, dónde y por qué. La vieja exploración de los territorios que desconocemos conocer y que anidan en lo profundo de nosotros, símbolos de nuestro inconsciente colectivo, lo teleológico de lo dormido y toda la pesca.

Y así, Brocal delimita 'Alter...' y nos invita a un juego clásico, recorrer, a través de otro, nuestros propios anhelos. Walter, como Alicia, como el protagonista de 'El tercer policía' de Flann O'Brien, es transportado a ese mundo que es el sueño, del que uno no sabe muy bien cómo escapar y ni siquiera si tiene ganas de hacerlo. Y, ay, Brocal es juguetón, dicharachero y profundamente tebeíl. 'Alter...' es un goce estético, un recital de dibujo, de color y de forma. Lo aterrador se torna divertido, porque así son los sueños y así es nuestra vida. 

Reflexivo y marciano. Un tebeo loco, loquísimo, y que no quiero desmenuzar mucho más. Más que nada, porque quiero que lo compréis y lo leáis. Luego ya me decís si eso.